Colegio  | Pagina inicial del Colegio
U.E.COLEGIO NUESTRA SEÑORA DE LA CONSOLACIÓN
U.E.COLEGIO NUESTRA SEÑORA DE LA CONSOLACIÓN


Reseña histórica

“Nace la madre fundadora de la Congregación, en Reus (España) en el año de 1815. Ingresa en 1841 a una Corporación de las Hermanas de La Caridad de Reus, pero por no ser ésta reconocida por la Iglesia y por los fuertes deseos que tenía María Rosa Molas de ser ‘hija de la iglesia’, se separa de dicha Corporación y pasa a fundar en 1857 lo que hoy en día es la Congregación de las Hermanas de “Nuestra Señora de La Consolación’”.

Con el pasar de los años la Congregación fue creciendo y junto a ésta la creación de diferentes Colegios de las Hermanas de la Consolación en diversos países como: España, Italia, Portugal, Bélgica y Eslovaquia en Europa; Burkina Faso, Mozambique y Togo en África; en Corea del Sur; Argentina, Chile, Brasil, Ecuador, Perú, Bolivia,  México , Venezuela y Ecuador en América Latina.

En (1986) las Hermanas de La Consolación, llegan a Caracas (Venezuela) en el año 1933, para abrir el Colegio. Alquilaron una casa en la Calle de Los Jesuitas a Tienda Honda donde se instaló provisionalmente el Colegio para las alumnas externas y semi-internas. En agosto de 1934, se traslada el Colegio a otra casa más amplia, ubicada también en el centro de la ciudad.

 Más adelante,  y debido al creciente alumnado,  se compró el terreno de lo que hoy es el actual Colegio.    El 15 de septiembre de 1941 se trasladan al nuevo Colegio, aún en construcción, a cargo del  Arquitecto  Erasmo Calvani ,  en la Av. Las Palmas de la urbanización La Florida. El 27 de diciembre de 1943 Monseñor Lucas Guillermo Castillo, Arzobispo de Caracas bendijo e inauguró el nuevo Colegio.

Actualmente, ésta sigue siendo su ubicación principal aunque no la única en Venezuela; ya que con el tiempo la Congregación fundó más Colegios en algunos estados de Venezuela como Anzoátegui (Barcelona), Aragua (Maracay), Nueva Esparta (Porlamar) y Ciudad Bolívar (Pto. Ordaz y Caicara del Orinoco).

El Colegio “Nuestra Señora de La Consolación” atiende a la formación educativa y recreativa de niñas de todas las edades, con un número de 1.009 alumnos.  Se atienden los Niveles de  Educación Inicial (Preescolar),  Primaria  y Educación Media General (con las dos menciones básicas: ciencias y humanidades).

“El Colegio de La Consolación de Caracas, desde su ubicación en la Av. Las Palmas, ha estado abierto a todo movimiento eclesial y educativo”.

 

Misión 

 Nuestra escuela es una Escuela Católica y desempeña una misión humana y evangelizadora según las orientaciones de la Iglesia, los principios Pedagógicos y el estilo educativo de Santa Maria Rosa Molas. Inscrita y reconocida en el Ministerio de Educación por lo tanto se rige según los principios y aspiraciones consagrados en la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela.

 

Somos un centro católico adscrito a la Asociación Venezolana de Educación Católica AVEC, en calidad de no subvencionado y está dirigido por Religiosas de la Congregación de Hermanas Ntra. Sra. de la Consolación.

 Las Escuelas de la Consolación se identifican ante la Sociedad como escuelas Católicas, insertas en la Misión docente de la Iglesia y del Estado, que se hace presente en el mundo de la cultura, no sólo a través de sus miembros, sino también con instituciones y centros de promoción social y cultural.  Por tanto, las Escuelas de la Consolación hacen suyas todas las opciones y rasgos que caracterizan la Escuela Católica en general y las Escuelas propias de las nación venezolana.

VISION COMPARTIDA

 En comunidad educadora, religiosas y laicos con espíritu consolacionista, evangelizamos educando desde nuestra propuesta educativa y los valores de nuestra fundadora, Santa Maria Rosa Molas, al servicio de Venezuela y de la Iglesia Venezolana.

  Buscamos la excelencia educativa en nuestros alumnos, capacitándoles para la vida, mediante el acompañamiento grupal y personal en el proceso de crecimiento integral, apoyándonos en una tecnología y recursos a la altura de la época y al servicio de los contenidos y de las personas.  Favorecemos la adquisición de una personalidad madura, capaz de poseer criterios propios, tomar decisiones libres, autoconocimiento, aceptación de sí mismos y espíritu de superación asumiendo responsablemente la orientación de su propia vida en continua interacción con la realidad social política y económica.

 A través de la dinámica educativa de cada día ofrecemos  a nuestros destinatarios un espacio en el que se pueda aprender a SER, a SABER, a CONVIVIR y a VIVIR LA FE.

   Asumimos como equipo la misión encomendada y la compartimos  a través de la  vivencia de los valores y actitudes que nos identifican como Familia Venezolana Consolacionista :  autenticidad, compartir,  cordialidad, respeto, servicio, sencillez, solidaridad, alegría,  gratitud, justicia, espíritu de familia y acogida......

 Toda la Comunidad Educativa ha hecho suyo el Proyecto del Centro y lo asume con corresponsabilidad desde las diferentes Dependencias y Departamentos, con una planificación eficaz, participando y colaborando desde la disponibilidad de tiempo.   La conciencia por parte de todos en relación a la Misión Pastoral-Evangelizadora del Centro, hace que todos los Planes y acciones estén correlacionados y perneados de esta dimensión.

Desde la valoración al trabajo, como elemento humano-cristiano que contribuye a la construcción de una patria libre y dignifica al ser humano, estimulamos el desempeño y la excelencia tanto de alumnas como de personal docente, administrativo y obrero, así como  cuidamos la Formación permanente de todos los que formamos la Familia Consolacionista.

 

Conscientes de que somos personas en proceso de crecimiento, toda la Comunidad Educativa, en sus diferentes estamentos, está abierta a la FORMACION PERMANENTE, desde la participación y la colaboración. Sentimos a nuestras familias como a nuestros más fieles aliados, fortaleciendo progresivamente la integración Familia-Colegio, logrando un espacio de relaciones cálidas, donde nos enriquecemos y compartimos experiencias de vida y buscamos juntos soluciones a los retos y problemas que nos plantea la sociedad actual y el crecimiento integral de las alumnas.